miércoles, 13 de septiembre de 2017

Honduras, la pesadilla


Es totalmente lamentable ver como se configura nuestra realidad nacional

Si comenzamos hablando sobre la lucha estudiantil podemos ver las estrategias de algunos círculos de poder por hacer caer el movimiento estudiantil.




Estas estrategias van desde la intimidación, persecución, hostigamiento y aplicación de procesos judiciales y asesinato (en donde queda mucho por decir pero siendo yo alumno de la UNAH mejor me callo ya que podría ser el próximo con un proceso encima o viendo por bajo de las raíces)




Tales estrategias no se aplican solo al movimiento estudiantil, en el Bajo Aguan se lleva a cabo de una forma más agresiva y menos atendida por los medios de comunicación masiva la aplicación de estas medidas en donde los asesinatos directamente vinculados no son ningún secreto y la impunidad es un manto santo para quienes ordenan y reparten muerte a familias campesinas.




Las violaciones de DDHH son el pan de cada día, ya ni los defensores se salvan a pesar de la presencia de los medios de comunicación en el lugar de los hechos. El descaro del gobierno no tiene límites.




Anoche me llego un mensaje en donde piden apoyo para un hermano campesino el cual fue herido de bala y no fue atendido en el hospital debido a que “el doctor podría tener problemas con su trabajo” siendo su deber atenderle.
Pasamos desde el golpe de estado del 2009 por una crisis en la cual el respeto por la vida se ha perdido, pensar diferente a quienes están en el poder es delito y actuar en su contra o en contra de las empresas con las cuales tienen convenios es la sentencia de muerte para quienes se atrevan.

Mensaje de texto recibido 



Teniendo todo el aparato estatal a su favor ¿que ha de preocuparles?
Son 2,888 muertes del IHSS de los cuales no hay respuesta alguna, esas vidas fueron sacrificadas en parte para financiar una campaña presidencial de la cual en lugar de obtener una renuncia inmediata debido a la gravedad que significa su ascenso a la presidencia tenemos una reelección presidencial ilegítima e ilegal pues el método no ha sido para nada el que la verdadera constitución plantea para tocar los artículos pétreos.




Aun así, la clase política nacional se aventura en una lucha electoral y centrándose únicamente en las urnas como método para la transformación del país siendo este remedo de democracia no más un sueño húmedo del cual despertamos todos más horrorizados.
¿Mientras tanto que nos queda?




¿Adherirnos a una fuerza política que promete ser la más “progresista” o al menos con tintes de la más honesta aun cuando venimos de un proceso interno impregnado por el fraude electoral?
¿Repotencializar los movimientos sociales y paralizar el país?
¿Quedarnos sentados en casa viendo como nos dejan sin alimentos, sin carreteras, sin energía eléctrica, sin agua, sin medicinas, sin país y con la huella de la miseria que dejan las concesionarias mineras y de otros tipos que se adhieren como parásitos a los pulmones de nuestros pueblos?


¿O nos ponemos a ver la campaña de gobierno disfrazada de documental "expedientes criminales" en donde perfilan a todo mundo como El chapo Guzman o Pablo Escobar?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Radiografía de un caos político en Honduras

La situación política de Honduras se torna cada vez más compleja y a la vez se nota con claridad los fines de cada cual.  Ante esta ...