Jugando a las escondidas: OEA y el Departamento de Estado

En la coyuntura actual la fuerza globalizante del neoliberalismo arremete buscando países vitrina en conflicto para justificar la lucha en el continente americano contra los países no alineados, y en la categoría mundial en contra de los demás países que se niegan a doblegarse ante el poder de los Estados Unidos.

Vemos la ramificación de países en donde existen conflictos sociales en relación al neoliberalismo, la lucha frontal contra el mismo, cuyos gritos de auxilio no son escuchados, en algunos casos, ya por más de una década.

Tenemos en escena la atención de los medios de comunicación corporativos más grandes del continente en el conflicto político que se lleva a cabo en Venezuela, mientras arden las protestas en Brasil en contra de Temer pero hay silencio absoluto, estos medios también callan las protestas en México contra Peña Nieto y las de Argentina contra el gobierno de Macri. En estos casos donde reina el silencio también hay un denominador común con Honduras, las violaciones a los derechos humanos, persecusión y asesinatos.

La manera en que Estados Unidos busca mantener todo régimen que le favorezca ha sido muy  evidente, por lo que aprovechan  el conflicto que acontece en Honduras -creado por ellos mismos- bajo sus propios  objetivos  estratégicos que le permitirían  justificar  nuevas medidas contra los países no alineados en el continente por medio de la OEA y al mismo tiempo buscan imponer un candidato presidencial muy cuestionado y poco querido en por los hondureños desde el Departamento de Estado.

Apoyan un candidato que garantice sus intereses, generan un conflicto, reconocen al JOH pese al fraude y buscan sacarle el mayor provecho a esta coyuntura que se da con el fraude electoral en Honduras

¿Cómo lo aprovechan esta coyuntura?
Sencillo, la OEA finge tomar cartas en el asunto poniendo sobre la mesa el tema del fraude electoral de Juan Orlando Hernández sin decir abiertamente la existencia del fraude mientras el Departamento de Estado si apoya abiertamente al dictador reconociendo le como ganador e incluso el apoyo estuvo desde antes.
Esto nos da las pautas que aunque la OEA finja tener un interés particular sobre solventar la crisis política en Honduras no se llevarán acciones contundentes para sacar al dictador ni si quiera se hará justicia ya que es un ente que buscará estar en sintonía con el Ministerio de Relaciones Exteriores de USA, aquí es donde irónicamente recordamos la frase asquerosa de Franklin Roosevelt sobre un dictador nicaragüense "talvez Somoza sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta" y al parecer, la misma condición aplica para Juan Orlando.

En este sentido la OEA y el Departamento de Estado de los Estados Unidos se vienen tirando la bolita para finalizar llevando a cabo un plan en toda la región poniendo en marcha un proyecto piloto que podrían aplicar en países en otros países donde busquen otros intereses.

Por ejemplo, que van tras el petróleo y diamantes de Venezuela así como buscan el petróleo y las perlas de Irán y en Honduras no querrán soltar las concentraciones mineras que USA, Canadá y otros tienen en estas tierras a parte de otros tipos de concepciones y menos cuando buscan instalar la primera ciudad modelo.

En este sentido se busca exponer ante los ojos del mundo que la OEA lleva una lucha en contra de las dictaduras como lo es el caso de  Honduras para justificar su injerencia en los asuntos de Venezuela, Irán, Korea y otros países en donde tratan de manera desesperada de hacer caer al actual régimen para implementar sus políticas neoliberales y llevar la democracia en donde gana quien el tío Sam quiere, generan conflictos y financian protestas, por el contrario, en Honduras de no ser por la fuerza del pueblo la dictadura no caerá jamás.

Mientras Estados Unidos busca financiar la oposición en Irán así como lo ha hecho en Venezuela, en Honduras con 40 asesinatos y una lista bastante grande de violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno, a este lo ayudan a someter a la población mientras llevan a cabo la consolidación total de la dictadura.

El discurso de la OEA como dicen en mi pueblo, es pura paja.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿A que juega la OEA?

Renato Alvares, El Portavoz del Infierno