jueves, 1 de marzo de 2018

Radiografía de un caos político en Honduras

La situación política de Honduras se torna cada vez más compleja y a la vez se nota con claridad los fines de cada cual. 


Ante esta realidad no podemos ser más que espectadores y ver como la democracia, la voluntad y las esperanzas no llegan a ser más que simples adornos de un paisaje macabro cuya existencia radica en las ansias de poder de unos pocos, por lo que las traiciones consecutivas al pueblo y el robo desmedido se convierten en un ingrediente esencial para mantener el poder desde el poder o una cuota de este en los grupos que quieren escalar peldaños o mantenerse en la arena política del país.
El sangrado, traicionado y cada vez mas empobrecido pueblo no puede sino protestar masivamente, cosa que no hace, y cuando lo hace lo paran de ambas vías –gobierno y cúpula de oposición- ya que el lavado de cerebros se ha dado desde antes que esta generación tuviera memoria, aquí se cumple cual si fuese profecía lo dicho por Karl Marx "la tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos" o lo dicho por Rousseau "al estar entre cadenas los esclavos pierden, todo hasta el deseo de librarse de ellas" y esta es la triste historia de nuestro pueblo.
Un día se habla de democracia, el otro de pobreza, el siguiente del futuro que nunca llega, luego se hablara del hambre que no acaba.
La política creada por las distintas elites llevan en sus entrañas el mismo fin y es la supervivencia de una sola clase, quien haya dejado de creer que la lucha de clases ha perdido valides debería suicidarse y hacerle un bien al mundo, a su nación, a la población mundial actual, a su familia y a las futuras generaciones.
Mientras el dominio de la burguesía se haga presente no queda ninguna esperanza para las clases desposeídas, o más bien debería decir, miserables; que han aprendido a soportar los males a través del tiempo y aceptan su condición como parte de un orden divino guardando las esperanzas de una mejor vida hasta que la que tienen acabe.
Otros depositan sus esperanzas en los partidos de “oposición”, un centro derecha que sigue al pie de la letra el guión dado por quién explota los países del mundo entero y lo único que falta para ejecutarlo a la perfección es la toma del poder, por otro nado vemos un partido que dice ser para los pobres dirigidos por burgueses de la forma las tradicional y cuasi feudal posible que no mide peligros ni escucha de razones.
Es aquí donde el servilismo y el fanatismo se ve reflejado de la forma más clara, en el país hay una gran cantidad de profesionales capacitados para desnudar la realidad tal cual es y no como el sistema la propone, pero estar cerca de la elite para muchos es más importante que todo, ya que aquí es donde ven posible la realización de sus proyectos personales, egoístas y mezquinos.
Todo esto ante la consolidación de una clase política de utraderecha que se apoya en la moral religiosa y en las armas 

Pueblo dormido, te están haciendo daño, reaccionas o te cogen sin vaselina.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Radiografía de un caos político en Honduras

La situación política de Honduras se torna cada vez más compleja y a la vez se nota con claridad los fines de cada cual.  Ante esta ...